MELISANDA:


Tiembla el labio de sol y carmín

y en la ruta de siglos se viene

a pasos violentos la chispa de urgencia

Un telegrama con puntos de fuego

me nace en el pecho.